¿Qué es SEO? Entienda qué está contratando
Escrito por: OOH! Marketing


¿Qué es SEO? Entienda qué está contratando

Para muchas personas el SEO es un arte oculto que solamente unos cuántos pueden realizar.  Para otros consiste en un proceso técnico de búsqueda de palabras y colocación de metadatos en una página web.  Finalmente, hay quien cree que simplemente se trata de un modo en que las empresas de marketing digital ganan dinero.  La realidad es que ninguna de estas tres descripciones funciona para hablar de SEO.  Para ello, comenzaremos por definir qué es, para qué sirve y qué se puede hacer para ayudar a mejorar el SEO de un sitio.

Comencemos por decir que el SEO no es otra cosa que el Search Engine Optimization, en español la Optimización para Buscadores.  Ahora, ¿de qué se trata esto?  Pues esto se trata de ayudar a que el usuario pueda encontrar de una manera más fácil nuestro sitio web.  Y cómo encuentran los usuarios los sitios… pues a través de buscadores.  Tenemos que saber que el mayor número de búsquedas a nivel mundial se realiza en Google, seguido por Baidu que solamente está en idioma Chino, Yahoo, Yandex, Microsoft y otros menos conocidos.

Razón por la cual la optimización SEO se hace basándose en los criterios que Google plantea para posicionar páginas.  Al hablar de “posicionar páginas” nos referimos a colocar nuestra página en una mejor posición en la lista de resultados de un buscador al colocar una determinada palabra clave.  Algo muy importante es que estos resultados de búsqueda no son estáticos y se debe trabajar día con día para mantenerse en una buena posición.  Además de que los criterios de Google cambian constantemente y dependen de muchos factores.  Por tanto, quien garantice a alguien que va a estar en el primer lugar siempre, está mintiendo.  Se puede hablar de mejorar la posición de una página web de acuerdo con cierta palabra que se use para la búsqueda pero no se puede garantizar un primer lugar para todas las palabras claves a no ser que se haga un trabajo de SEO exhaustivo.

que es seo

Una breve historia sobre el SEO

Hace algunos años el SEO estaba centrado en la colocación de keywords.  Una keyword es una palabra clave de búsqueda que un usuario colocaba en un buscador para obtener una respuesta.  Dichas keywords eran colocadas en la etiqueta para metadadatos “keywords” y con eso bastaba para comenzar a posicionarnos en la web.  Sin embargo, muchos programadores abusaron de esta herramienta y comenzaron a posicionar sus sitios con términos que no tenían nada que ver con la búsqueda del usuario.  Por lo cual comenzó a haber caos en la red.  En especial comenzó a haber ruido cuando sitios de pornografía, apuestas y fraudes electrónicos aparecían en las primeras búsquedas de cualquier término.  Con esta situación fue necesario poner orden en la web y se empezó a utilizar el término “web semántica”.  La web semántica es una ampliación de la Web, por medio de la que se intenta realizar un filtrado de manera automática pero precisa de la información.  Para ello se tuvo que comenzar a crear modos de programación y estructuras de datos que fueran útiles tanto para las máquinas como para las personas.  Y se empezó a hablar de “experiencia de usuario” y “usabilidad”.  Que en términos coloquiales es: “antes de diseñar y programar su sitio web, piense en quién va a ver su página, cómo la va a utilizar y cómo le puede facilitar la vida”.  Tanto a nivel visual como técnico y de navegación.  Por su parte, los buscadores comenzaron a tener procesos de búsqueda (también conocidos como algoritmos) más complejos.  Ya no solo se checaban las keywords en los metadatos, también se comenzó a checar lo que contenía cada página en un sitio para cotejar las keywords de metadatos con lo que tenía escrita la página.  Obviamente, si las keywords no estaban en el sitio perdían posicionamiento.  Estos algoritmos, han ido cambiando y mejorando cada vez más.  Al grado que en la actualidad el buscador analiza el contexto de la búsqueda relacionada con una keyword.  Los algoritmos más conocidos son los usados por Google: Panda, Penguin y Hummingbird.  Muchos los consideran enemigos pero la realidad es que son criterios que ayudan a un mejor filtrado de la información.  Por tanto hay que considerarlos en las optimizaciones SEO.

Para comenzar a optimizar el SEO de una página web

El primer paso para poder tener un buen posicionamiento es pensar en los criterios básicos de Marketing.  En especial hay que hablar de la investigación de mercados para tener un fuerte conocimiento del público meta y de su comportamiento de compra.  Por tanto, quien no conozca a su cliente y cree un sitio web sin conocerlo está destinado a fracasar.  Y no solamente hablando de posicionamiento.  El primer error que se comete es creer que el SEO va a resolver esos problemas por los que los clientes no llegan a nuestro sitio.  Y aunque el SEO puede dar recomendaciones, nada cambiará si no empieza a hacer del cliente la razón de ser de su negocio.  En una página web no deben intervenir los gustos y criterios personales del vendedor.  Lo que se debe tener reflejado es aquello que el cliente realmente busca.

El segundo punto a considerar es el mensaje que está usted enviando a su cliente con su sitio web.  O el mensaje que quiere enviar si todavía no ha creado su sitio web.  En la actualidad, al hablar de hacer un sitio web no solamente hablamos de la experiencia gráfica y de la tecnología que se quiere utilizar.  Hay que considerar qué es lo que queremos comunicar.  Para ello tengo que saber cómo piensa mi cliente, cómo habla, qué palabras usa y cómo las usa, qué espera de mi marca y qué le voy a  ofrecer… que mis competidores no van a darle.  Una vez que tengo esta información definida,  puedo empezar a elaborar un discurso.  Este discurso puede comenzar con un mensaje principal, seguido de un sinfín de mensajes secundarios relacionados con el mensaje principal. No se debe olvidar que el discurso encierra tanto los mensajes gráficos como los escritos.  Por lo cual hay que prestar atención en qué es lo que refleja mi sitio en realidad comparado con lo que quiero reflejar originalmente.  Para ello es importante que navegue su sitio de una forma objetiva.  Es decir, olvide que es su sitio y trate de ver cómo entendería su sitio alguien que no tuvo que ver con su desarrollo.  Plantéese las preguntas: ¿un usuario promedio entenderá mi sitio? ¿Sabrá cómo llegar a la información que necesita? ¿Cuántos clics necesitó para llegar? ¿Se entienden los conceptos que manejo en mi sitio?.

El tercer elemento que debe tomarse en cuenta al crear un sitio web es el contenido.  Mucha gente cree que lo que se escriba en un sitio web no importa.  La realidad es que tanto para Google como para el usuario es lo más importante.  El contenido es el rey de la web.  Y ya en este momento no solo hablamos de un contenido estático.  Hablamos de un contenido que debe generar interacciones con nuestros clientes en la web.  El posicionamiento de una página web ya no reside solamente en sus páginas principales.  Reside en tener una estrategia de contenidos que apoye a esas páginas principales.  Y no solamente hablamos de contenido escrito, también de contenido visual.  De allí que se trate de usar más infografías y más videos optimizados para mejorar el SEO de una página.  Por lo cual es INDISPENSABLE tener un blog dentro de nuestro sitio web.  Y permitir que ese blog sea comentado y compartido tanto desde el sitio como en redes sociales.  En pocas palabras, debe haber contenido fresco constantemente en nuestro sitio.  No por eso vamos a escribir cualquier cosa.  Es muy importante entender que la función principal del contenido es “aportar valor”.  Es decir, debe ser útil al usuario de algún modo para que el usuario quiera compartirlo.  No se vale copiar información de otros sitios y mucho menos usar copy-paste.

El cuarto elemento a considerar y que tiene mucho que ver con el tercero es la obtención de enlaces externos a nuestro sitio.  En la jerga del SEO se conocen como “backlinks”.  Hay muchas personas que creen que basta con darse de alta en directorios.  Sin embargo, se comprobó el año pasado que esta práctica ya no es la mejor porque los buscadores ahora necesitan que esos backlinks sean de calidad.  Es decir, si tengo un spa no me sirve un enlace que provenga de un sitio que no esté relacionado con conceptos relacionados con spas.  Por eso, tenga cuidado de en qué directorios se da de alta y preferentemente busque contacto directo con aquellos sitios que van a enlazarlo.

El quinto y último elemento a considerar para poder tener un SEO básico adecuado en su sitio es la interactividad.  A los buscadores ya no les gustan los sitios que no interactúan con el usuario y las redes sociales.  Por lo que, los sitios que no sufren ningún tipo de modificación, tenderán a bajar de posición en la web.  Pero mucho cuidado, no se trata de llenar la web con información inútil o repetida.  Hay que ser originales, lógicos, seguir nuestra estrategia de contenido y aportar valor.

Cuestiones que se deben tomar en cuenta para el SEO

El SEO no tiene resultados inmediatos

Hay quienes creen que por hacer un cambio o dos en su sitio web tendrán resultados inmediatos.  Esto es pecar de ingenuidad.  Para que el SEO comience a reflejar resultados deben pasar de 3 a 6 meses después de que se tiene la estructura básica final de un sitio.  Y cada que se hace un cambio hay que esperar al menos unas semanas para ver el resultado de dicho cambio.  Si bien es cierto que cada vez se hacen más rápidos los cambios en el posicionamiento de los buscadores, no son inmediatos.

Sin contenidos NO puede haber SEO

Para poder realizar el SEO en un sitio web es necesario que esté bien definido qué información va a llevar.  Si no se tiene el contenido definido simplemente no se puede hacer SEO.

La efectividad de las palabras claves se miden por calidad no por cantidad

El uso de palabras clave es muy importante pero no hay que exagerar.  Una vez que se tenga el listado de palabras clave hay que tener un plan para saber dónde voy a colocarlas.  Como ya vimos anteriormente, colocar keywords de manera indiscriminada solo logrará que mi sitio sea penalizado.  Y ojo, las keywords no solo van como metadatos, deben estar incluidas en los textos de tu sitio web.

Si mi sitio está en primer lugar no quiere decir que ya es perfecto

Si mi sitio llega al primer lugar quiere decir que tengo que trabajar con más fuerza para mantenerlo en esa posición.  Esto debido a que todos mis competidores quieren ese lugar y si no lo cuido me lo pueden quitar.  Por tanto hay que reforzar estrategias de contenido, monitorear y estar pendiente de los cambios que pueda haber en los algoritmos de los buscadores.

En conclusión

Si usted está decidido a incursionar en el mundo del SEO debe entender que no es una tarea sencilla pero tampoco es imposible.  Sin embargo, hay que estar conscientes de que es probable que tenga que hacer cambios en su sitio.  Tendrá que hacer a un lado su gusto personal para dar paso a lo que su usuario quiere y tendrá que ser tanto constante como paciente para obtener resultados.  De otro modo, le recomendaría utilizar otras opciones como el SEM, la compra de Medios o mantenerse en el Marketing Offline.