Síndrome post-vacaciones: La enfermedad de hoteles y Servidores Turísticos
Escrito por: OOH Marketing


Hoteleros, Restaurantes y prestadores de servicios turísticos nos preparamos para recibir clientes previo a periodos vacacionales como semana santa y pascua, pero y ¿qué hacemos durante y después? Entramos en una etapa de letargo que los especialistas en turismo, detectamos y llamamos Síndrome post-vacaciones. Sabemos que cuando tienes lleno se acumula el trabajo y todos estamos enfocados a salir del paso, y es normal que todo esté funcionando a tope de su capacidad, incluso el personal, pero esta es la etapa clave para atraer más clientes después de este periodo vacacional. Justo cuando estas funcionando a tope, es un periodo de prueba para detectar áreas de oportunidad que te servirán para definir estrategias que te permitirán recibir y atraer mayor número de clientes previo a otro periodo vacacional. Aquí las claves para sobrellevar el síndrome pots-vacacional en el turismo  
  1. La atención a los clientes: Es elemental dar tu mejor servicio a clientes y conseguir que regresen o mejor aún que recomienden a sus conocidos. Tus clientes son los que te ayudan a cumplir tus objetivos, no lo olvides. Es de suma importancia que en los periodos de mayor afluencia detectes y registres cuáles son las sugerencias, las preguntas, las quejas de tus clientes, para corregir. Ejemplo: Es cuando estás a tope de capacidad en un restaurante que puedes detectar que tu espacio de espera es muy reducido y pierdes clientes, aprovecha para ofrecerles un cocktail mientras esperan y cambiarás su experiencia y posteriormente pensar en cómo ampliar o hacer más cómoda ésta área. Asegúrate de tener una estrategia en tus redes sociales previo al periodo vacacional apoyada de una estrategia en piso que permita medir el servicio a clientes y obtener comentarios o reviews on line que te servirán para mejorar tu servicio.
  2. Mantenimiento y limpieza de las instalaciones: Piensa que tus clientes vienen a vivir una grata experiencia en sus vacaciones y tú eres responsable de que eso ocurra para que vuelvan, el lugar debe ser el escenario para esa experiencia, además de cuidar que habitaciones o las dimensiones de los espacios comunes, e instalaciones del negocio deben “brillar” de tan limpio y ordenado. Es importante darle pequeños toques y remodelaciones dentro de lo permitido, pequeños detalles que parezcan que algo cambió, hará que tus clientes habituales lo noten y vivan cada visita como una nueva experiencia y tus clientes nuevos se sientan bien recibidos. No es necesario invertir gran presupuesto, incluso arreglos florales o detalles decorativos pueden marcar diferencia. Contrata además del mantenimiento habitual, a un especialista en interiorismo turístico que pueda ofrecerte la diferencia en estos detalles.
  3. Promociones y ofertas: Es común que previo a periodos vacacionales se suspenden las promociones u ofertas esperando la afluencia de clientes natural por temporada. Lo que no muy comúnmente pensamos es que no siempre una promoción significa ofrecer un descuento, pueden ser oportunidades de ofrecer “premios” por compra e incluso probar nuevos servicios mientras tanto, Ejemplo: Reserva con nosotros estas vacaciones y el desayuno está incluido. Mide cuantos clientes aprovechan de la promoción y tal vez te sirva para probar algunos de los nuevos platillos en el área de restaurante (pide que te dejen sus comentarios). Si tus promociones son on line, asegúrate tener un buen SEO, así como un buen proveedor on line que te proporcione información estadística de cuantas veces fue vista tu promoción y obtener base de datos de tus clientes, que te servirán como análisis de consumidor así como medir la conversión y efectividad de las promociones.
Escrito por Gloria Gutierrez.